LAS MAMIS ROCKERAS NUNCA DUERMEN, UN CASO DE ÉXITO Y PASIÓN
16617
post-template-default,single,single-post,postid-16617,single-format-standard,bridge-core-2.6.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

LAS MAMIS ROCKERAS NUNCA DUERMEN, UN CASO DE ÉXITO Y PASIÓN

LAS MAMIS ROCKERAS NUNCA DUERMEN, UN CASO DE ÉXITO Y PASIÓN

Rebeca Teleña, fundadora de esta firma textil, cuenta en El Hilo del Yogur los orígenes de su original proyecto.

Convertir tu pasión en tu medio de vida es algo al alcance de pocas personas. Entre ellas está Rebeca Teleña, protagonista del capítulo 5 de El Hilo del Yogur. Esta gijonesa amante del rock and roll supo transformar su hobby en su negocio. Ella es fundadora de la marca Las Mamis Rockeras Nunca Duermen. Un proyecto textil que mezcla humor y amor. Una firma asturiana, familiar y unipersonal que conjuga a la perfección diversión, cariño y música. Mucha música.

Todo nació cuando un día comenzó a contar sus experiencias como madre trabajadora en su página de Facebook. Cada martes, Rebeca publicaba un post con una historia cotidiana diferente. Pero siempre, sin cuidar las formas, bajo un estilo auténtico, natural y sin filtros. Lo hizo durante año y medio. Un día, retada por su grupo de amigas, se apuntó a una media maratón. Decidió estampar el logo de su página de Facebook (Las Mamis Rockeras Nunca Duermen) en las camisetas con las que correrían la carrera. Esa decisión le cambió la vida.

“Mi sorpresa fue cuando, después de la carrera, colgué la camiseta en redes sociales y la gente empezó a interesarse por ella. Distribuí la primera tirada que había encargado sin margen de ganancias, y acto seguido, tuve que hacer otra remesa”, relata. A la vez que su pequeño negocio crecía, el laboratorio para el que trabajaba le demandaba una mayor disponibilidad para viajar. Lo dejó. La vida le había puesto delante de sus narices un reto empresarial compatible con su pasión.

“Esta aventura nunca nació con el propósito de ser comercializada. Además, no tenía ni idea de redes sociales ni marketing”, se sincera. Sin embargo, su producción comenzó a aumentar y sus colecciones de camisetas y sudaderas, confeccionadas a base de frases de madre, títulos de canciones o símbolos del rock and roll comenzaron a triunfar en las redes. “Instagram lo mueve todo. Para proyectos como el mío, al principio, no es necesario crear una web para vender. Las redes sociales permiten establecer un contacto directo entre tu marca y tu público. Y también, crear una comunidad. Empecé a mostrar mi producto con tres o cuatro publicaciones semanales y muchas historias diarias en Instagram. Un trabajo de caminar y aprender”, explica.

Sin darse cuenta, Rebeca Teleña comenzó a crear una marca sincera que, hoy en día, ya traspasa nuestras fronteras. Una firma para compartir con los demás aquello en lo que ella creía. Mostró su pasión y su estilo de vida. Y es que, la mejor estrategia para mostrarte a los demás, es siendo fiel a uno mismo.

Escucha la entrevista completa en este enlace.

No Comments

Post A Comment