“LA OPTIMIZACIÓN DE LA VENTA SE INCREMENTA CUANTO MEJOR TRABAJAMOS LAS AUDIENCIAS”
16514
post-template-default,single,single-post,postid-16514,single-format-standard,bridge-core-2.6.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-25.3,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

“LA OPTIMIZACIÓN DE LA VENTA SE INCREMENTA CUANTO MEJOR TRABAJAMOS LAS AUDIENCIAS”

“LA OPTIMIZACIÓN DE LA VENTA SE INCREMENTA CUANTO MEJOR TRABAJAMOS LAS AUDIENCIAS”

Junto a Guille Rodríguez, director global de Social Media y Reputación Online del grupo Palladium Hotel Group, abordamos la segmentación de público en las campañas de marketing digital.

Tras definirnos a nosotros mismos en el capítulo anterior de El Hilo del Yogur, es el momento de concretar a quién nos dirigimos. Este proceso requiere de la definición de un target, es decir, segmentar al público. Para ello, nos apoyamos, en el tercer episodio de El Hilo del Yogur, en la experiencia de Guille Rodríguez, director global de Social Media y Reputación Online de Palladium Hotel Group. Esta cadena, sumergida en una expansión constante, cuenta con 48 establecimientos hoteleros en varios países del mundo. Además, es uno de los grupos con más seguidores en redes sociales.

“Las marcas competimos por la atención del usuario para que pueda convertirse en cliente. Pero primero, lo que hay que hacer es dar pasos internos y definir a quién queremos dirigirnos”, arrancó Guille Rodríguez. Este proceso inicial es, en su opinión, “muy importante” para después rentabilizar el presupuesto en publicidad. “Los recursos económicos en cualquier empresa son limitados. Por ello, este proceso de segmentación es un primer paso para generar esa eficiencia”, añadió.

“Por un lado, el usuario al que nos dirigimos estará recibiendo publicidad orientada a sus gustos y preferencias. Y por otro, es bueno para la empresa al convertir su inversión de marketing en una herramienta eficiente de captación de clientes. Al final, la optimización de la venta se incrementa cuanto mejor trabajamos las audiencias”, destacó Guille Rodríguez. Sin embargo, también implica riesgos: “No acertar con nuestro público puede generar desinterés en los usuarios y no ser eficientes con la inversión publicitaria”, apuntó.

Para alcanzar esa optimización es interesante seguir una serie de fases, con el objetivo de acelerar el proceso de compra. “La primera es saber que existo. Cobran importancia aquí los medios de masas”, comentó. Después, hay que “identificar quiénes han mostrado cierto interés por mi marca”. En esta etapa debemos tener en cuenta las interacciones que se generan en nuestras redes sociales, el número de clicks a la web, las preguntas que nos hacen los usuarios, etc. Y una vez que se estrecha la relación con el usuario, “es cuando ya tiene sentido venderle los productos”, subrayó.

Un error muy frecuente es “medir mal las fases”, lo cual genera mucha “frustración” para la empresa. “Es importantísimo definir bien las audiencias, medir bien la etapa que atraviesa y, en cada una, ofrecer el tipo de contenido adecuado para conseguir pasar a la siguiente fase”, manifestó.

Guille Rodríguez nos recomienda dos libros y un documental relacionados con la segmentación de público:

  • Pensar rápido, pensar despacio; de Daniel Kahneman
  • Mejor que ventas, consigue clientes; de Tristán Elósegui Figueroa
  • El dilema de las redes sociales, en Netflix.

 

Escucha la entrevista completa en este enlace.

 

No Comments

Post A Comment