LA EMPRESA BAJO LA LUPA
Cuando una empresa se embarca en un proceso de crecimiento es importante que antes de progresar hacia fuera se preocupe en desarrollar su crecimiento interno para así poder seguir avanzando con una base sólida que permita superar obstáculos con éxito y afrontar los retos que se presenten.
Cultura empresarial, mejora interna
15653
post-template-default,single,single-post,postid-15653,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.0.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive
 

LA EMPRESA BAJO LA LUPA

La empresa bajo la lupa

LA EMPRESA BAJO LA LUPA

Gerardo Albornoz ha pasado los últimos 20 años de su vida profesional liderando equipos multiculturales en el ámbito de la empresa multinacional que opera en mercados internacionales. Eso le ha permitido adquirir una experiencia muy completa que aplica ahora en empresas que aspiran a la mejora continua de sus procesos, el desarrollo de negocio, o a fortalecer su cultura empresarial a través del projectmanagement y coaching.

En Cronistar Comunicación afrontamos nuestro crecimiento ilusionados, pero conscientes de que los nuevos tiempos requieren nuevas estrategias y por eso no hemos dudado en contar con la guía y el trabajo de este excelente profesional asturiano, con quien tuvimos el placer de charlar sobre este proyecto y su visión de la empresa en este frenético siglo XXI.

Buenos días Gerardo. En primer lugar, ¿nos podrías explicar en qué consiste el proyecto? 

Buenos días Marta. El proyecto que estamos desarrollando en Cronistar se basa en un trabajo orgánico en el que se revisarán parcelas críticas de la organización con el objetivo de tomar conciencia y hablar de lo que se está haciendo bien, e identificar aquellas áreas en las que la organización necesite mejorar. Ambas áreas alimentarán la transformación de la organización, jugando los empleados un rol activo en dicha transformación.

Este proyecto consta de cuatro fases: revisión de cultura de trabajo y reputación, mejora continua, identificación de oportunidades internas y externas, y desarrollo del “programa talento”.

¿Qué resultados se pretenden obtener?

Generar ambientes de trabajo inspiradores, espacios de comunicación abiertos, eficaces y de confianza, una cultura de trabajo de mejora continua y atraída por la innovación, una cultura emprendedora por parte de cada uno de los miembros de la organización y generar aún mayores niveles de pertenencia.

¿Cómo está funcionando la primera toma de contacto?

Muy receptiva y con ilusión. Con muchas ganas de empezar a ver resultados, ya que a través de estos generaremos y crearemos realidad. Una realidad inspiradora y motivadora, donde el profesional se siente como pieza clave en la transformación de la organización.

Gerardo, ¿Cuáles son los obstáculos que suelen aparecer a la hora de implementar este tipo de proyectos?

Que la visión estratégica del comité de dirección sobre este proyecto en concreto no haya sido comunicada de manera adecuada a su organización. Si esto fuese así implicaría que el punto de partida del proyecto sería un fracaso, ya que no se vería en los distintos departamentos de la organización como prioritario.

Otros obstáculos podrían ser la falta de colaboración por parte de determinadas personas claves de la organización que no disponen de tiempo para trabajar en el proyecto, debido a la alta carga operacional que maneja en su departamento.

Es muy importante que cuando un proyecto de estas características aterriza en una organización, la empresa esté en un momento “estable”, dentro del frenesí del día a día de la organización, para ser mucho más receptivos y colaboradores.

¿Por qué es tan importante la cultura empresarial?

La cultura de una organización es la base fundamental en las que emergen las distintas relaciones de la organización interna y externa.

Una buena cultura de trabajo -entendida y vivida- es lo que hace que un grupo diverso de profesionales tengan algo en común que les empuje a colaborar juntos por un mismo objetivo.

A nivel personal, ¿qué es lo que más te aportan este tipo de proyectos?

La satisfacción de conocer nuevas personas, realidades, sectores económicos y organizaciones.

La ilusión de ver como una organización pone en el centro de acción a sus profesionales para generar la mayor y mejor de las transformaciones posibles hacia un crecimiento sostenido.

¿Qué les dirías a las empresas para que se animen a acoger estos programas?

La mejor herramienta comercial para llegar a su mercado y a su cliente de una manera genuina, única y diferenciadora es a través de su gente y de su cultura de trabajo. Le invitaría a pensar, a tomar el pulso de su organización interna para que -con datos- puedan construir una realidad que les ayude a avanzar; a ser más competitivos y crear entornos más felices de trabajo.

 

La empresa bajo la lupa

Sin comentarios

Publicar un comentario