Simplificando mucho, hay dos tipos de personas, las que tienen ingenio y las que no lo tienen. Ojo, una persona sin ingenio no es una persona sin imaginación, sin inventiva. Solo le falta lo que, según la Academia de la Lengua, caracteriza a quienes sí lo son: prontitud y facilidad. Sentar a un grupo de […]