Probablemente, Campbell tenga la mejor campaña de marketing de la historia. Y, donde la empresa ya había hecho un gran trabajo, Andy Warhol se encargó de hacerlos inmortales. La razón fue muy mucho más simple de lo que a priori puede parecer: consumía sopas Campbell casi a diario. Así que, aprovechando que en Estados Unidos se celebra el Día Mundial de la Sopa vamos a rescatar una pequeña parte de su historia.